¡Aprovechá! 30%OFF en tu Compra hasta el 31 de Octubre | Código MAMA30 | Envíos Gratis

Formando lazos más allá del comercio

Marcelo Ballesteros, de 50 años, trabaja con animaná desde hace ya más de 2 años. Marcelo tiene un rol crucial ya que es el lazo que une nuestra empresa con los artesanos que viven en las zonas más remotas de la región andina. 

Como marino retirado, vive hoy en Salta, Argentina, y llegó a nosotros a través de un colega de la fundadora de animaná, Adriana Marina. Marcelo solía trabajar con su padre en artesanía y cerámica desde niño, conoce bien las técnicas del trabajo artesano. Cuando Adriana le preguntó si le gustaría ser el lazo conector entre animaná y la comunidad de artesanos, Marcelo aceptó la oferta como una oportunidad para poder explorar y conocer gente nueva. 

En General, Marcelo comienza su día preparando el vehículo, calculando balances y cuentas, y anotando cuales son los artesanos que debe visitar aquel día. "A veces," explica, "podes encontrarlos facilmente y a veces no. Si esán lejos en el campo pastando a sus llamas u ovejas, me puede llevar 3 o 4 horas caminar desde sus casas hasta donde se encuentran". Por eso, Marcelo suele quedarse a dormir en los lugares que visita cuando el tiempo de viaje no le alcanza para ir y volver en un mismo día. Pero, al final de cada día extenso de trabajo, Marcelo sonríe por las aventuras vividas. 

Debido a la diversidad de ubicaciones y formas poso estructuradas en las que se dan las reuniones, es imposible poder estimar de antemando la duración de cada visita. Por ello, Marcelo describe estos viajes como una travesía hacia el pasado donde no hay teléfonos celulares ni televisores - simplemente, vasta naturaleza. La tez de los niños es del color de sus alrededores y siempre se los encuentra jugando con las llamas y las ovejas.

“Un día de trabajo nunca es igual al anterior.”

El trabajo de Marcelo contribuye a los artesanos andinos creando lazos y conexiones entre comunidades y construyendo relaciones cercanas y fuertes. A veces, son los artesanos los que viajan a Salta para visitar a Marcelo en su casa. Él siempre esta listo para asistirlos y se asegura que ellos sean conscientes de lo valioso que es su trabajo. Lo que más disfruta Marcelo de este lazo especial, es poder charlar con los artesanos y escuchar todo sobre sus vidas en la montaña. Como él diría, 

"Se crea un lazo de amistad que va más allá del comercio". 

"Podés sentir el flujo de los ríos. El cielo es bien azul, y es tan puro y claro que te olvidas de donde venís. Si te tomás un momento y pensas en el increíble lugar con las increíbles personas en donde estás, ahí, en ese momento, te das cuenta de que la forma en que las comunidades pueden contribuir al mundo, es al aportar el tipo de lujo diferente que significan sus artesanías y tejidos". 

Su plan a futuro es que pueda encontrar las rutas de viaje abiertas cada mes del año, dado que en épocas de lluvia es casi imposible acceder a las zonas más remotas. Marcelo también sueña con  un transporte accesible para que los artesanos vayan a la ciudad, ya que de otra manera, solo es posible transportarlos con camionetas todo terreno a un precio muy alto. 

 Marcelo y animaná trabajan sin descanso para darle a los artesanos acceso al mercado internacional, y es a través de su dedicación y dedicación que podemos crear y extender lazos más allá del comercio. 


Dejar un comentario

Sale

Unavailable

Sold Out